Bienvenue sur Oops! Barcelone, l'endroit où les couples échangistes libérales satisfaire vos fantasmes sexuels.

The Gangster Party

Nos trasladamos a los años 20: Asesinatos sin resolver; hombres con trajes a rayas y sombrero toman las calles, las pistolas y el cine negro se apoderan de la sociedad.

La invitación que recibes es un mensaje en clave con el lugar, la hora de la fiesta y contraseña de acceso al local, ¡cuidado con la policía que andará por allí1

The Gangster Party

Lo primero que percibes al llegar al lugar es que se trata de un antro en un callejón, en penumbra y muy sucio. Al entrar, hombres bebiendo en las mesas, y todo muy tranquilo. Te acercas al portero y le dices la contraseña (Tu nick name), él te abrirá las cortinas de terciopelo verde del local y te dejará pasar al antro, que de repente se ha vuelto todo lujo y glamour. ¡Una fiesta clandestina!

A un lado del gran salón, una pista de baile, a los pies de un escenario en el que un grupo de dixieland toca música en vivo. Y al otro, salas de estar con sofás de cuero, rosas rojas en pequeños cuencos de cristal. Terciopelo rojo, luz pobre y un montón de plumas exhibiéndose por la sala. Los grandes de las familias mafiosas haciendo tratos mientras sus mujeres bailan con chicos más jóvenes que ellos.

The Gangster Party

Los tonos negro, rojo y blanco son imprescindibles al igual que las perlas, las plumas, la Lencería, los ligueros y corsets.

En estas fiestas no asistían las damas, sino la Putas. Y por supuesto, en el menú, champagne o cava.

No debemos olvidar que la mayoría de los asistentes a nuestra fiesta provienen de Italia… ¡La mafia esta aquí!

Los bailes, risas, (des)acuerdos entre familias y alguna que otra orden de asesinato, están asegurados.

El 15 de marzo de 1972 se estrenaba uno de los filmes más aclamados y apreciados de la cinematografía estadounidense y mundial, y aún hoy es considerado una de las mejores películas de todos los tiempos: “El Padrino”. El pasado domingo cumplía sus 44 años, y es por ello que nosotros hemos querido hacerle un pequeño homenaje tematizando nuestro post en una fiesta gangster.

Tenemos una cita, no la olvidéis ¡y no olvides que “la AMISTAD vale casi tanto como la FAMILIA”!