Bienvenidos a Oops! Barcelona, el club de intercambio de parejas liberales donde satisfacer tus fantasías sexuales.

Oops! Barcelona Swingers Club. Ven a disfrutar en pareja con otras parejas. Club privado para parejas liberales.

Oops! Barcelona Swingers Club

Club privado liberal en Barcelona

Oops! Barcelona Swingers Club está ubicado en un señorial palacete situado en la zona alta de Barcelona, junto a la salida 7 de la Ronda de Dalt, rodeado de jardines. Se trata de una lujosa mansión construida en la época modernista (1902), que ha conservado sus fachadas originales y todo el sabor de una época sumamente valorada por los entendidos. El interior mantiene elementos decorativos interesantes, como chimeneas, cúpulas, columnas y un largo etcétera.

El club ideal para relacionarte con otras parejas liberales que tengan tus mismas inquietudes y tus mismas ganas de disfrutar de momentos especiales. En la planta baja encontrarás distendidos espacios con diversos ambientes, donde puedes tomar una copa, charlar, pasearte, bailar y disfrutar de la vista de los jardines, la piscina, la zona chill-out y un largo etcétera de posibilidades. Todo un mundo concebido única y exclusivamente para parejas abiertas a nuevas sensaciones.

En los pisos superiores pueden encontrarse más en su ambiente liberal las parejas swinger deseosas de interrelacionarse con otras parejas de similares inquietudes y que puedan estar abiertas a todo tipo de experiencias. En la segunda planta, una coquetona zona VIP, con unas vistas espectaculares sobre todo Barcelona, hará las delicias de los más buscadores.

Aprovecha todas nuestras instalaciones para realizar tus fantasías sexuales y tus juegos eróticos, o para aprender los que otros te quieran proponer.

Sólo encontrarás parejas dispuestas a disfrutar de la noche como tú, ya que el acceso a Oops! está limitado a parejas aunque se permite la entrada a chicas solas. Se requiere dress code, al más puro estilo lifestyle. Un club privado de ambiente liberal, elegante, abierto, discreto y sensual.

En las parejas liberales no hay secretos

Siguiente

Siguiente